Connect with us
Publicidad

Economía

Legado de EEUU a los talibanes en Afganistán

Published

on

Compartir

Si hubieran querido comprarlos, no habrían conseguido que se los vendieran. Y aun si los hubiesen podido adquirir de otros suplidores, no hubieran tenido el dinero para pagar por ellos. A pesar de eso, el gobierno afgano, dirigido de nuevo por el Talibán, cuenta ahora con modernos equipos militares, cortesía de los EE.UU. y las derrotadas fuerzas armadas afganas.

Militares estadounidenses han enfatizado que los equipos dejados en el aeropuerto de Kabul fueron deshabilitados para que no pudieran ser utilizados por los talibanes. Según informes de prensa, 73 aeronaves, incluyendo helicópteros y aviones de ataque, más alrededor de cien vehículos, fueron abandonados por los EE.UU. en su retirada. Ninguno, se presume, está en condiciones operativas.

Mucho más inquietante es el acervo de armamentos que las fuerzas armadas afganas entregaron al Talibán. Prácticamente sin luchar, se rindieron sin destruir o inhabilitar la mayoría de los equipos con los que se suponía combatirían a los insurgentes. Ellos abarcaban 59 aviones, 108 helicópteros, 3,598 fusiles de asalto, más de 2,500 vehículos de combate, 16,000 anteojos de visión nocturna, cañones, cohetes, radios, municiones y demás accesorios. Ellos quedaron en condiciones operativas, pues estaban destinados a ser empleados por las fuerzas armadas para evitar que el país volviera a ser lo que había sido veinte años atrás. Y eso no incluye las edificaciones, carreteras, aeropuertos y otras clases de infraestructura con valor militar construidas durante el período que duró la intervención.

Algunos equipos, sin embargo, aunque estén intactos, podrían tener limitada utilidad para sus actuales propietarios. Caen en esa categoría especialmente las aeronaves, que requieren de pilotos entrenados, piezas de repuesto y técnicos calificados de mantenimiento, teniendo en cuenta su usualmente elevada relación entre horas de taller y horas de vuelo.

No hay un estimado oficial del costo de ese legado que los talibanes recibieron.

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.

Comenta con Facebook
Advertisement
Hacer una Denuncia