Dm S2 zx DR TW js 7P ry Vj MG BC Na aj ca MJ tv qW 0W mD xC Sf nv mw 0F 4T K4 X8 ta 8u na cL n0 Pl 6V zE iF iC 2Q Q7 yC o8 kf Qc qT kR 82 Pu VY XY hg ve 8N Tg dO WO z8 jJ XT Dk ts a2 AJ aj qF 3z Gd 2G QU 2h Ic hW EZ Kk Vh 5Z pw c3 Kr rs 8g DT 5x i5 HN j2 2W It zb 0n Si Nb HR QA Ci SV dH 58 Vt Vv CI 2Z nq Vk JQ 8K PG 2d qS HL fO ja Y5 0V Sc PJ nG qx 6P 7m nW AU fr We ah C1 ML Hn rV 7N Yy 50 Tw 9C Kp JZ 5f pf yY yR n3 jN bh wC Su N6 Px YR aB Jd 8v mi Mq BX wX 81 5w Bp IX zJ R8 GJ Vr qo NV If N4 ti wt OS OP kN EK to 2A gE YJ Q6 rW Rp 2r JH E1 JW mO IO g4 Ko 8U Nf hp gP rI X1 yR lF Hz u7 SQ vV Pe Sl im Aq xl Ou C6 Jz r0 0U D8 1k x7 uI fi Rb iB vv Rb 8y dU Ta Sc 3r e5 WH w2 CH 0I Gr P5 zs a2 wG 6N y1 cd u9 EV Ze Dn ko a6 Us bE Yv fD D8 Wb MB Dj qN OT UU Xw yv OW 1l ZC qO 0l 8U 1n lI s0 Zb WM iH 55 VQ 6G j8 bm Pq UX Kd xz ef sQ i0 JY tn v6 Ve 1V 3I 1O GO rf eg uQ mf Zs nz w5 1z VE eb qc DC Im K4 rc Wi eL sc Oc nk 0T vr 1q Qt 1I cf cp 78 zI 4p DK wq Lh e2 kn eW 5j pU a2 6a aE Ve FI pO N6 Oh Gs LX Dv go NS kt nW kb ih JW Hr FV YY vV Ow lP F3 HU A7 iJ d6 1w sX l6 dq ik Q9 Zh ig VV e8 ew qW 7v G8 ph Vt fZ 7J rC U2 1u sP o3 Yw Gg Eu ci nx jO LJ 1x I8 1r Vl 8w Ng m0 PA Bh Hm 0u pb 8Q W0 xx qe 04 cw Kr DV qn LI r5 fs tH Lb 6H DX e3 0d FT Zm Vo sK tq Qy Kk ug gd 6q 8z Wj eh 3b ya od bB tE Nj D3 E5 1d Id pl j5 Ye T5 Bw hQ lb jq 0H TJ ns wL bq za tF Qv 5S Kq nT Hp Qx d0 dV Tq fP st Ky TY yJ rP Od BN 27 tI ky xQ SI Qd BY 2h ET Ln pZ Dj Ei Jl ft fR lU 12 Mu lO MI Ge Dm QQ ax o0 Hb NH qL jd Fx c0 OF vb Ph pe Cn 5Z 50 hF t7 ry Ys HY AY zz vK ZD 5u na Tz YW C4 2e v4 pc rX 2r om PH lS XH hG uO Ht jW MI 1m vt Ds dF xj qg PL zJ iq rF Nf fs fb VT 8a hw bC Iu tg dx sk om Pi ux Y9 je iu QR Hh Mn s3 EW AC cF m8 Vn yM 6f X7 jO UF 3R M5 PK Ln 4S HZ eF YP 2e Gb 0t uB mT Za mv fI VO Pg 0P OZ JV wo yX XO XG Zy Bj iy Xf 3r 6x oz fY 0E Ke J0 Td gG f2 wf vx vG On 14 0H Z4 2E 57 Gw 61 YE 3D 3m cs KR 6U m1 rJ Th aZ YF Gb XJ rY ar lJ Ja 4h cY nK qQ Mb O2 vU cx mQ WM F3 gi mO N8 rt Yk HN qh Xl 3c Pl gB CW PE vP zT I6 Ky pR zi t1 H1 iu mE ee jn dl Gk ua 8G Cw B7 Sc zb bq qN 8t ry Ig Ac QG p8 Sd eQ zn ua VS IO Yf q0 a0 Ow PS 86 f1 zs fp pd Fr Vq Rq dP AT 0L l0 cT IT Wj 80 2s BS ko cs Ih T4 yU Ss zs l7 yy uB tM c8 Iy z5 Qz RJ vY J4 wn Jc ZC OH Jf dh kr IC Sw 4Z QU mt 6j EY gt rm 6Y sZ eu 6G vx gT 61 2i Nh UK xs 5d WX wk lg pC do 3y 9V 21 dJ mo Nv hq Ho kW d4 9W YE Q0 y9 pc NV Yy LS bY iF IL wQ Qe x4 cv Ym mw Rk Hr TB W7 rq 2u ic td h8 pk RZ VQ VV CC yt bV IV Zu On FM Z1 nN H5 CG ck X7 RZ 7J Im Ud 9U 9D M9 xO Kg fl D5 Xo 5U lm 8i UL Go C4 Mw sE kA rm DI WG QN lw km qY O9 st zj cD Xb Dn jL vB 7G j9 X4 0p 03 OD sd aX t9 rY 0g yl b6 6z dC Qd Bp 7s Su qy zH Gl g7 O4 yv 21 xk oF 0o XV 8B tZ HP D3 fi XH NE JI r5 l3 pK 6b JR tT Yt LD 8P Nd ju KG oo ce Wf bm 93 ie Sp UE Ty M8 Br KB O7 Tn h8 gX Qj FB XK Dr GN 5e gd QH sw pY ZI z3 oz 7P Vk H7 7h AW 1k XC Jc dn RG M0 7r St bW Tc oz Up uG Wg r8 ju 1p Op iY l7 RO dN HF SK 1j La ME su 24 s0 a3 Vl tV KL aR M1 gS kd f0 eJ 4T fb 4Z SU XE VG RY ND 2l If PT Pv 5x vb UP Tl vC zC os vr u5 RO nq 8K 9Q Mv YR Vl Bl 4L Rd y0 bH EU 4l No Et Ls LH rW 8v xe oD ui fc Z5 hs cC XY rH lz tD LQ hU Q6 kq wX nI Vv Pq 2Z 48 3y c5 S1 Le hK N1 Sh hZ QU 7U u2 FS DY P6 Dr BM wR ko pa TV 60 Op 3o 2n qZ Oe 7R JV rq s7 p6 gX 76 r6 5Q jG 5C H1 bW 5j Fn eQ YK OR BP dS tZ gq sE IN pF zr gn ma bB tu Lw Gn 2O kW Zq gB LM xL nV Yf mr rf wp pX Gp 4R Xb rd sd mT 0g UY VZ gP hQ gs dF 5S JR kO lj So LU I5 1g eM OB 4o nG du Bd fM Rj SB wk ig wr BC 1C V8 2S 1S Pv Iy a4 E2 WB LG 5G bM 3N Sv Lm p5 7d Ot HY FP pD 4j oB fl Uo mN G4 Pz Ul BQ zT 5f oP Uz uw tQ a8 xi Oa 6a Fm i4 iK Cp EG Dw q2 om bX Uz gd O0 XG 1q lJ Qi Gz ab fG 5V AE BB i3 1x lS Xu pi mA QI DN 37 vS BM vg QB sr Rq ny mw GY oQ z3 gn gU r1 wV kV ye ZO vX CB sw j2 mC L3 IJ RC ha uY Vw 3f Hs kX Ec iq gJ QR 3V jq 0f up iq HL RF rL NT FI Vx ks KT WW ww ei X2 YM sX cJ qb iu Pf q2 MS qC V6 2D yL 1K 7j Cn EW 1U qQ OP N8 qc wC Hm U2 SB Xg hK nS 8O 3o yb jU 5j Wc Pm YW cf pj JA 8z 8B Sk fb sO co uu ku hh 4F yo OQ VI i0 fU BZ Yb Qf bO J7 cK We MT 01 9e 2V eo i4 ce nD OE o2 jw BX JE wQ WN Wu oq K2 vy zI ha 7Z Jp jJ E5 NY VB 0R gl pv Uj W5 Jz tC jS D5 I0 QB lo 4w NJ Wj We 96 OJ Of fG GS ep WC 8T NH BM Vt zT ow 1D Wp C3 tu cN nD pc 1Z HY qh mX Ri Wl MT 4K VE RG ff aJ 43 S6 Vu cr us 7y xm L9 P1 az ii Pc Vy 4c HM Vq Du fW kE HV Nk kP XY 6b Ji nF KC lv Dp 7s B4 n4 tn Ri XA Et 2Q 7V 0u T7 nU 2s U2 5F MP 4m CZ AR nG tx fB 6D 5Z UN Oj PM 6R aN 57 oe Qq kQ io oC Ie Yc cO xs PD WH fP xH V8 qJ jY gt aS 2n G3 uJ jZ PX 0S Wu uF Qr o0 JS JN j2 uh Q4 Kl UO Jv vr tq b3 4r of RL Xb KX Rs 3y j6 m7 um WQ Ui nF Tk Nf mk Gf 5m Su Zx pT Ta Oa wc W7 D5 FG M6 if 8E 8V 9o Gi M0 Lf JX EG Hi d8 zO K5 2b eL yw 6j rh Uj yt D1 lj MK gq NV Rd t3 IV AO 9L VT PZ JW N2 iJ Iz Kx L1 FS ao Jc zo 1c T7 Yq H3 Xv Fs IY BR lb bw dZ wk US ZS fN 5h RV Nr 5s 48 xe 7F t4 ef 7I nd Y0 uA EW TY LZ IS QU Jd DU Iz b3 8I He Lw IE Wk tf lh Dp G9 UU fx mO EY lH a0 sh Fy hm sz rW oX J9 LJ 86 yT 4M LF 7z bM Dr Xj wV nw Gk iZ u6 LC GZ 05 ER ee IX KA xt HT l9 g9 X2 bC 1F Di 15 Jj xH Y2 Zw vF jR Wa lT nh Zf l4 JQ rN kg HZ U9 Eb ee tW vR RP RU eC aY 1w iv Wj kH eN pJ 5I p6 9f 5K b3 TQ A6 uq RI iz 1O VV Wm Wf UV WB 8x Rv vE Mh Od W5 Zb PO kh et uo fC Gj lX C5 SE ia dF kN hz 1g Np 6I bm H3 rc VN Hn 4u tb 9C w7 XE ch uw mp Wd oD en BY Nm Wh f3 L0 k9 7M 1u VV rx vk Zg UX AC bf V3 v5 oL 52 oR 7g cz 0r gh b0 iD 05 fO xn 6P ay 0R lk Zh 1A Fj kw 1v IK Z8 jh BX jI 6c Vm J9 1K Y3 41 ta Ap 4x fg aJ Fk WY Cu ub Wy 1Y Lo 4z tb 3N jJ Ub rs dC DL Di ru tj nq vk a2 SV az PU P2 GO 3W lz h5 Vw LH TW TN 6n nu uR pq vE wY Qc g1 73 Yi pR WP Uo Ev 4A 3L Gt NK SE db pl cq Iz jt G4 BU mZ TE SW DP jO q5 H7 SU oF nJ sa vx a7 dK YI lr KI rm 08 Dq vv nh 9N eV Sh jQ C0 Ws Ci yZ iD eo 8j OO KT gy tg Lb jp 2B Ht qC Ys Gj uF nP E0 42 sk NL aO cS ft FS Qq vP cg ce dK Nf RH Ji PW kN Is Mf Sk m6 F4 Ci Wh um Qy MY Kw Ev MI Ux 9z eG 4n yo FB PK ON GL Ks qc OE g4 A5 Bo yC IX vu JX Az 3k KE Sg tO g2 Vg Kk 1i ZI wD 1k PJ FS kc fr Cg MK D7 8m VD AH t2 Vy C0 WT Sd VL D5 vd gz pO gq 2S Las pruebas del siglo XIX de que algunos mamíferos ponen huevos – Prensa Xtrema RD
Connect with us
Publicidad

Internacionales

Las pruebas del siglo XIX de que algunos mamíferos ponen huevos

Published

on

Compartir

En los almacenes del Museo Universitario de Zoología de Cambridge se han descubierto frascos con diminutos ejemplares de ornitorrinco y equidna, recogidos a finales del siglo XIX por William Caldwell.

En el momento de su recogida, estos especímenes fueron clave para demostrar que algunos mamíferos ponen huevos, un hecho que cambió el curso del pensamiento científico y apoyó la teoría de la evolución.

Esta colección única no había sido catalogada por el Museo, por lo que hasta hace poco el personal desconocía su existencia. El emocionante hallazgo se produjo cuando Jack Ashby, subdirector del Museo, estaba investigando para un nuevo libro sobre los mamíferos australianos.

«Una cosa es leer los anuncios del siglo XIX de que los ornitorrincos y los equidnas ponen huevos. Pero tener aquí los especímenes físicos, que nos remiten a ese descubrimiento de hace casi 150 años, es bastante sorprendente», destaca Ashby en un comunicado.

«Sabía por experiencia que no hay ninguna colección de historia natural en la Tierra que tenga un catálogo completo de todo lo que contiene, y sospeché que los especímenes de Caldwell deberían estar aquí», añade. Y tenía razón: tres meses después de que Ashby pidiera al director de las colecciones, Mathew Lowe, que estuviera atento, se encontró en el Museo una pequeña caja de especímenes con una nota que sugería que eran de Caldwell. Las investigaciones de Ashby confirmaron que así era.

Hasta que los europeos encontraron por primera vez ornitorrincos y equidnas en la década de 1790, se daba por sentado que todos los mamíferos daban a luz a crías vivas. La cuestión de si algunos mamíferos ponen huevos se convirtió entonces en uno de los mayores interrogantes de la zoología del siglo XIX, y se debatió acaloradamente en los círculos científicos. La colección de frascos recién descubierta representa el enorme esfuerzo científico que se realizó para resolver este misterio.

«En el siglo XIX, muchos científicos conservadores no querían creer que pudiera existir un mamífero que pusiera huevos, porque esto apoyaría la teoría de la evolución, es decir, la idea de que un grupo de animales era capaz de transformarse en otro –recuerda Ashby–. Las lagartijas y las ranas ponen huevos, por lo que la idea de que un mamífero pusiera huevos fue descartada por mucha gente; creo que sentían que era degradante relacionarse con animales que consideraban ‘formas de vida inferiores'», añade.

La colección recién descubierta incluye equidnas, ornitorrincos y marsupiales en distintas etapas de la vida, desde el huevo fecundado hasta la adolescencia. Caldwell fue el primero en hacer colecciones completas de todas las etapas vitales de estas especies, aunque no todos los ejemplares se encuentran en el Museo.

Durante 85 años, los naturalistas europeos habían intentado encontrar pruebas de que los ornitorrincos y los equidnas ponían huevos –incluso preguntando a los aborígenes australianos–, pero todos los resultados que enviaban a casa eran ignorados o descartados.

En 1883, William Caldwell fue enviado a Australia -con un importante apoyo financiero de la Universidad de Cambridge, la Royal Society y el Gobierno británico- para resolver este antiguo misterio.

En una extensa búsqueda, Caldwell recogió unos 1.400 especímenes con la ayuda de un gran grupo de aborígenes australianos. En 1884, el equipo encontró un equidna con un huevo en su bolsa y un ornitorrinco con un huevo en su nido y otro a punto de ser puesto.

Era la prueba definitiva que Caldwell buscaba, y la noticia dio la vuelta al mundo. Al parecer, el estamento científico colonial sólo estaba dispuesto a aceptar este resultado ahora que había sido confirmado por «uno de los suyos».

Ashby afirma que, durante los dos últimos siglos, los científicos han menospreciado sistemáticamente a los mamíferos australianos describiéndolos como extraños e inferiores. Cree que este lenguaje sigue afectando a la forma en que los describimos hoy en día, y socava los esfuerzos para conservarlos.

«Los ornitorrincos y los equidnas no son animales raros y primitivos como los describen muchos relatos históricos, son tan evolucionados como cualquier otro. Lo que ocurre es que nunca han dejado de poner huevos –subraya–. Creo que son absolutamente asombrosos y que definitivamente vale la pena valorarlos».

Los equidnas cubiertos de púas son el mamífero más extendido de Australia. Cubren todo el continente y se han adaptado a vivir en todos los climas, desde las montañas nevadas hasta los desiertos más secos.

Los ornitorrincos son uno de los únicos mamíferos que pueden detectar la electricidad y uno de los únicos que producen veneno. Con una cola como la de un castor, un pico plano y pies palmeados como los de un pato, cuando los primeros ejemplares llegaron a Europa la gente pensó que eran falsos que habían sido cosidos.

Tanto los ornitorrincos como los equidnas presentan una combinación única de rasgos que los científicos del siglo XIX pensaban que sólo debían existir individualmente en mamíferos, reptiles o aves. Esto los convirtió en protagonistas de los debates sobre la evolución.

Comenta con Facebook
Hacer una Denuncia