Connect with us
Publicidad

Nacionales

Madres de víctimas que confiaron en pastor enfrentan traumas

Published

on

Compartir

Santo Domingo.- En un acto de valentía y dolor, una de las víctimas de abuso sexual perpetrado por el pastor evangélico Johan Manuel Castillo Ortega decidió romper el silencio y compartir su experiencia con sus padres. Con la voz entrecortada, la menor se dirigió a su progenitores con las palabras: «Papi, perdóname, pero hay una sola cosa que nunca te he dicho”.

Así detalló que inició la confesión la menor su madre, quien de igual manera reveló a este medio de comunicación que el acusado la contactó para pedir perdón, ya que en la iglesia se habían reunido para esclarecer el hecho.

Te puede interesar: Aplazan para el viernes conocimiento medida de coerción contra pastor Johan Castillo

Este intento de disculpa ocurrió poco antes de que ella decidiera denunciar los abusos, según informaciones, el pastor intentó minimizar la gravedad de sus actos y buscar una forma de evitar las consecuencias legales y sociales de sus acciones.

Asimismo, informó que organizaciones de derechos humanos y grupos de apoyo a víctimas de abuso sexual han intervenido para proporcionar asistencia integral a las afectadas. Esto incluye apoyo psicológico, asesoramiento legal y acompañamiento en el proceso judicial.

Estas historias han revelado un patrón de comportamiento depredador por parte del pastor, quien supuestamente utilizaba tácticas de intimidación y promesas de salvación espiritual para justificar sus acciones.

Se recuerda que la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste aplazó para el próximo viernes 21 de junio el conocimiento de la solicitud de medida de coerción en contra del acusado.

Iris Castillo, representante legal de la víctima, manifestó que la magistrada Cecilia Toribio tomó la decisión de aplazar la audiencia para que los representantes de la defensa puedan conocer el expediente y presentar.

Según informaciones, el trauma que las menores sufrieron a manos del pastor Ortega es una herida profunda, ya que muchas de las menores abusada estaban sumergidas en depresión.

Comenta con Facebook
Advertisement
Hacer una Denuncia