Connect with us
Publicidad

Nacionales

Apoyo de Fidel Castro a los expedicionarios del 14 de Junio

Published

on

Compartir

Santo Domingo.- Este viernes se conmemora  el 65 aniversario de la gesta patriótica del 14 de junio de 1959, la expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Fidel Castro estuvo ligado a la historia dominicana, aprende sobre su conexión con los héroes de la independencia y su influencia en la lucha revolucionaria.   

El fallecido líder Fidel Castro estuvo ligado a la historia dominicana por más de 60 años, mucho antes del triunfo de la revolución socialista en su país. Historiadores como Euclides Gutiérrez Félix y Katiuska Blanco Castiñeira narran que Castro siempre manifestó su admiración por el papel que jugaron en la independencia de su país los dominicanos Modesto Díaz, Luis, Francisco y Felix Marcado, Dionisio Gil , y el general Máximo Gómez.

A pocos meses de Fidel tomar el poder, el exilió dominicano en los Estados Unidos compró un avión y armas para iniciar la lucha revolucionaria. Esta iniciativa fue frustrada por las autoridades Estadounidenses que incautaron el avión. Los exilados viajaron a Cuba y recibieron entrenamiento y el apoyo logístico para realizar la expedición que tumbaría al régimen Trujillista.

El 14 de junio de 1959 un avión C-46 Curtiss aterrizó en Constanza dejando a 54 expedicionarios que se internaron en las montañas, y el 20 de junio 2 lanchas desembarcaron en las playas de Maimón y Estero Hondo, dejando a 144 combatientes. Wikipedia proporciona los nombres de los expedicionarios y concluye que “la gesta no logró su objetivo y la mayoría de los miembros fueron apresados, torturados y asesinados por Trujillo. De los 198 que conformaron la rebelión, 192 murieron y solo hubo seis supervivientes, entre ellos, cuatro dominicanos y dos cubanos.

Te podría interesar: Gobierno dominicano llama a un dialogo franco y al cese inmediato de hostilidades entre Rusia y Ucrania

Sin embargo, muchos historiadores afirman que este hecho marcó el principio del fin de la dictadura, que culmina con la muerte del dictador 15 días antes de cumplirse el 2º aniversario de la llegada de los expedicionarios a tierras dominicanas”.

Este hecho contrasta con el éxito del foco guerrillero cubano. Fueron 80 los combatientes que acompañaron a Fidel el 2 de diciembre de 1956 en su viaje desde México a la provincia de Oriente. A su llegada, la mayoría fueron asesinados y solamente 16 hombres lograron llegar a la Sierra Maestra. Es realmente sorprendente que en dos años, 16 hombres (incluyendo a Fidel y el Che Guevara) lograran ampliar el apoyo del campesinado y los grupos organizados para derrumbar a Batista y entrar triunfante en la Habana el 8 de de enero de 1959.

La apreciación expresada en Wikipedia en mi opinión fue correcta. Uno de los elementos que he escuchado para explicar la diferencia es la inexistencia de una selva aislada en Republica Dominicana, y la poca colaboración del campesinado dominicano. Como explicara anteriormente, Trujillo previó acciones de esta naturaleza, y desarrolló una estrategia de lograr la lealtad del campesinado a través del adoctrinamiento ideológico-político de la Iglesia Católica Romana. Varios historiadores han mencionado como los campesinos, en lugar de apoyar los expedicionarios, los veían como invasores y los denunciaban a las autoridades.

A pesar del fracaso, la solidaridad y la muerte de los expedicionarios no fueron en vano. Fue el abono que el pueblo dominicano necesitaba para despertar de su letargo. La Iglesia mantuvo silencio ante la matanza de los expedicionarios, pero las células del movimiento clandestino revolucionario 14 de Junio crecieron con mayor determinación en todas partes del país y se unieron para conformar las metas y estructura del movimiento. La delación de un invitado hizo que todos los hombres y mujeres que participaron en la reunión organizativa fueran encarcelados en enero de 1960.

El encarcelamiento masivo visibilizó la oposición interna y dio lugar a los sucesos posteriores que finalizaron con la muerte del tirano. Por fin después de 30 años de colaboración con el régimen, la Iglesia lanzó una Carta Pastoral que hoy consideraríamos moderada. Fue obra del cambio de papa en el Vaticano con la elección del papa Juan XXIII, quien cambió al nuncio por un experimentado diplomático para desligar la imagen de la iglesia de tan atroz aliado; aunque el nuevo papa insistió con la continuidad del Concordato y el financiamiento de la Iglesia por el Estado.

Comenta con Facebook
Advertisement
Hacer una Denuncia