Connect with us

Internacionales

El asesinato “por error” de un dominicano que conmovió la comunidad latina en EEUU

Published

on

Compartir

EEUU.- Un grupo de pandilleros se transportaba en cuatro vehículos hasta los alrededores de la bodega “Chiky y Cruz” en El Bronx, donde estaba el adolescente dominicano que había intentado escapar de ellos corriendo cuatro cuadras hasta que llegó al establecimiento en el vecindario Belmont, donde intentó buscar refugio.

La ayuda nunca llegó y al final cayó en manos de pandilleros de una célula del grupo Los Trinitarios que, supuestamente, pensaban que el joven pertenecía a otra célula adversa.

“Confusión” termina en tragedia

La noche del miércoles 20 de junio de 2018 el adolescente dominicano Lesandro Guzmán Feliz, de 15 años de edad, murió tras recibir varias heridas de armas blancas a manos de más de una decena de hombres que lo acorralaron dentro de la bodega Cruz and Chiky.

Los líderes de Los Trinitarios dijeron en las redes sociales que su objetivo no era Junior y que “matamos al tipo equivocado”, lo que la policía corroboró posteriormente, tipificando el asesinato como un crimen de “identidad equivocada”.

La estafa tras el asesinato

Tres meses después del asesinato, los padres de Guzmán Feliz denunciaron  que fueron embaucados por un presunto estafador que se identifica como el doctor R.A. Gregg, quien los convenció para que le firmaran una autorización con el único objetivo de establecer una fundación o entidad sin fines de lucro en memoria de Junior, pero el hombre, usó el documento para tratar de colectar miles de dólares.

Lesandro Guzmán y Leandra Feliz, padres del adolescente asesinado, explicaron en conferencia de prensa junto al concejal de El Bronx Richie Torres, que la supuesta agencia creada por el embaucador, tiene el nombre de “New York State Community Affairs Bureau” (Oficina de Asuntos Comunitarios del Estado de Nueva York).

“No sabía el tipo de personas que eran ellos”, dijo la madre añadiendo que le prometieron que con ese documento se detendrían los intentos de terceros para buscar dinero en nombre de su hijo.

Para el próximo 21 de diciembre está pautada una nueva audiencia sobre el caso, pendiente de una prueba de ADN a uno de los presuntos implicados en el asesinato de Junior.

Descarga nuestra app