Connect with us
Publicidad

Economía

Publicidad lumínica en el espacio

Published

on

Compartir

El final de las fiestas de fin de año trae consigo un descenso en la publicidad, antes evidente en forma de menos anuncios de radio y televisión, y menos páginas en los periódicos. La publicidad digital ha cambiado la relación entre costos y beneficios, al facilitar la colocación de anuncios durante todo el año. Pero sin importar cuál sea el medio, los consumidores pueden optar por no ver los anuncios, cambiar de canal o pasar la página, sea ésta de papel o en internet.

El año 2022 comienza con planes publicitarios astronómicos, literalmente. Varias empresas estudian la posibilidad de ofrecer anuncios espaciales de diferentes clases, que los consumidores no puedan dejar de observar si miran de noche hacia el cielo. De hecho, esperan que no sólo no puedan, sino que tampoco quieran dejar de verlos.

Son todavía sólo planes. Uno de ellos, de una compañía rusa, analiza utilizar un grupo de satélites en órbita baja, dotados de pantallas luminosas, que en conjunto actuarían como un cartel para presentar mensajes. Por su parte, una empresa japonesa propone utilizar satélites para lanzar pequeñas bolas que en su caída por la atmósfera lucirían como estrellas fugaces. Se habla, en esas y otras iniciativas, de constelaciones de satélites, cuyo número según los planes de la compañía SpaceX Starlink, alcanzaría decenas de miles.

Pero aunque los costos de construir y poner satélites en el espacio han bajado muy significativamente, esa clase de publicidad no sería, al menos en el futuro próximo, para cualquier anunciante. A diferencia de la publicidad digital en las redes sociales, su costo la reservaría inicialmente para grandes corporaciones con amplios mercados y marcas fácilmente identificables.

Surge, sin embargo, una preocupación. Si sobre las grandes ciudades el cielo nocturno está ya cubierto con una mancha blanquecina debido a las luces terrestres, peor sería si desde allá nos bombardearan con publicidad lumínica que no pudiéramos dejar de ver.

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.

Comenta con Facebook
Hacer una Denuncia