Connect with us
Publicidad

Economía

La propuesta de reajuste salarial de sindicalistas

Published

on

Compartir

En la propuesta que las centrales sindicales le entregaron al Comité Nacional de Salarios (CNS), además del aumento de un 35 %, las organizaciones plantean varios puntos a tomar en cuenta a la hora de debatir las tarifas de salarios mínimos del sector privado no sectorizado.  

En el documento explican que en el país hay un cierto consenso sobre la realidad de los salarios y su insuficiencia para cubrir lo elemental, “que, en nuestro caso, refiere en términos concretos a una cesta o canasta de bienes básicos medida incluso -para comodidad de quienes hacen políticas públicas en quintiles de ingreso por hogar”.

Aún teniendo esta clasificación de consumo de bienes con respecto a los ingresos por hogar, las centrales sindicales apuntan que los ingresos laborales se encuentran cada vez más rezagados, incrementándose la brecha tanto con respecto a la canasta promedio como con la productividad laboral.

Evidentemente, agregan, que esta mezcolanza de hechos concretos, precarizan el salario y deterioran la calidad de vida de los trabajadores de bajos ingresos de forma mucho más directa.

En tal sentido, consideran que es necesaria una redefinición de la política salarial en el país que debe ir de la mano del cumplimiento de la normativa laboral, en la dirección de proteger y promover los derechos laborales aun por profundizarse.

Puntos de debate

Entienden que, para destrabar la desigualdad económica, superar la pobreza y generar bienestar colectivo, las reformas laborales y la política salarial debe contemplar:

Puntos que debe contemplar la política salarial

  • Un pacto tripartito para redefinir los ingresos laborales. Incrementar los salarios por ajuste inflacionario anual automático y por productividad laboral ganada como mecanismo de ajuste salarial oficial

  • Anclar los salarios a la canasta básica en el mediano plazo. Para evitar la precarización salarial y diluir el poder adquisitivo del salario, debe adoptarse la política de anclar los salarios al coste de la canasta básica. Con ello, las discusiones salariales tendrían un indicador concreto del costo de la vida, que se ajusta mejor que la inflación como indicador de indexación salarial

  • Promover desde el Estado los espacios de negociación colectiva. La negociación colectiva como instrumento de generar consensos entre empleadores y trabajadores si se promueve decididamente por el Estado puede constituirse en apoyo a mejores condiciones laborales y salariales

  • Libertad de asociación y libertad sindical: El país debe contar con el apoyo de una política salarial que contemple como herramienta de sustento la libertad de asociación y sindical. Es violado constantemente este derecho, lastrando debilitando al sector trabajador

  • Reforma de la seguridad social: La reforma de la seguridad social debe ser objetivo del sector laboral toda vez que incide en su calidad de vida en materia de salud, trabajo decente y seguro, a la vez que retiro en dignidad. La solidaridad debe estar por encima del mercado en este renglón

Infografía
Centrales sindicales entregaron propuesta al director del Comité Nacional de Salarios, Ángel Martín Mieses. (FOTO FRANCISCO ARIAS/DIARIO LIBRE)

Dicen que de entrada, estos ejes de trabajo del movimiento sindical deben tender junto a la iniciativa pública desde el Estado a la superación de las condiciones actuales de los trabajadores dominicanos.

Explican que superar la crisis inflacionaria implicará no solo un reajuste de los salarios nominales coyuntural, sino una acción definida que responda a un plan bien estructurado para que tanto los empleadores, gobierno y trabajadores se pongan de acuerdo en mejorar las condiciones de trabajo.

Sobre todo el salario en declive de los trabajadores que representa la única vía efectiva de aliviar la inequidad, pobreza e injusticia económica en que desenvuelven sus vidas millones de trabajadores dominicanos que nunca podrán tener acceso a una vivienda, educación y salud de calidad bajo los términos de la realidad económica actual.

Graduado en comunicación social en la Universidad O&M. Cursó un Máster en Comercio Internacional en el Centro Europeo de Postgrado CEUPE, tiene varios diplomados en economía, aduanas, sector eléctrico, impuestos y periodismo de investigación.

Comenta con Facebook
Hacer una Denuncia